Blog Abogados Íñiguez y Velázquez

Demande ya y recupere su dinero en acciones de Bankia por la vía civil

Abogados Íñiguez y Velázquez - Acciones de Bankia

No espere más pese a que en mayo caduque la acción para reclamar, las conclusiones del Informe de los Peritos del Banco de España en el Procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional, da los argumentos para que los inversores de Bankia presenten demandas reclamando el dinero que han perdido, casi siempre no sólo por el engaño que se indica en el Informe Pericial, sino también por la información que se le suministró en la oficina de turno.

Descargue las conclusiones del Informe de los Peritos del Banco de España.

Además, ya han aparecido indicadores que apuntan a que los responsables de Bankia están convencidos de que se va a producir una avalancha masiva de reclamaciones por la vía civil y de sentencias favorables para los demandantes de accionistas de la entidad.

Hasta la fecha, existían pocos procedimientos al respecto, pero a consecuencia del Informe de los Peritos, los Jueces van a tener más claro a quién dar la razón.

El mismo Presidente de Bankia declaraba que «BFA/Bankia tiene un músculo financiero con el que podría afrontar sin necesidad de ayudas públicas que fuera puesta en cuestión su salida a Bolsa, una hipótesis muy en el aire», con lo que ya están intuyendo las demandas de los más de 44.000 accionistas valencianos y más de 350.000 inversores en toda España que invirtieron desde la salida a bolsa en julio de 2011 hasta su intervención en mayo de 2012.

La Audiencia Provincial de Valencia, se ha pronunciado y marca el camino a otros Tribunales, en un Auto emitido y facilitado por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV):

“pues a la vista del relato de hechos antes confeccionado resulta notorio que sin necesidad de ellos se puede tener por acreditada que la imagen de solvencia que Bankia proyectó cuando efectúo su oferta de suscripción de acciones y su salida a bolsa en fecha 20-7-2011 no era correcta y no reflejaba su verdadera situación económica. Es decir aunque estos documentos (o incluso el resto de los aportados) no se hubiesen incorporado a la causa, la apariencia de errónea solvencia alegada por el demandante hubiese podido acreditarse por el hecho notorio referido a las diferentes actuaciones no solo de la propia Bankia y el BFA, sino también de las entidades públicas de control y regulación del mercado. Igualmente se hubiese desprendido por la divergencia entre la inicial publicidad del tríptico y el discurso de su presidente, Sr. Rato, el día de la salida a bolsa en relación a las nuevas cuentas reformuladas por el nuevo consejo de administración tras el cese del anterior. Lo mismo cabe decir de la acreditada y notoria situación de rescate financiero del día 25-5-2012”.

Y prosigue: “Y siendo esta apariencia de solvencia y fiabilidad de la suscripción de acciones lo que según el demandante le indujo a comprar acciones a un determinado precio el día 19-7-2011 consideramos que para resolver sobre la pretensión deducida no se precisa que recaiga sentencia en el orden penal que declare que las cuentas presentadas eran falsas, quienes sean sus autores y cuales sus responsabilidades penales o civiles. Es decir, si la imagen de solvencia que se ofreció por Bankia en junio de 2011, no se correspondía a la realidad, no es preciso que exista un previo pronunciamiento penal que determine que ello fue constitutivo de delito y que ello se debió única y exclusivamente por la falsedad de las cuentas del primer semestre de 2011”.

El Tribunal contempla que “No puede desconocerse que el demandante está instando la nulidad de un contrato por dolo o por error en el consentimiento, o por incumplimiento radical de normas imperativas (folio 12 de la demanda), es decir está aludiendo a alguna de las posibilidades del art. 1265 del CC (Será nulo el consentimiento prestado por error, violencia, intimidación o dolo), y aunque el dolo, como vicio de la voluntad negocial, pueda venir determinado por una conducta insidiosa o maquinación maliciosa de tal entidad que pueda subsumirse en el art. 1270 del CC, el dolo civil no exige que la conducta sea constitutiva de infracción penal”.

Los Magistrados afirman: “Añadir que aceptar la suspensión que pretende Bankia equivaldría a dictar una resolución desconectada de la realidad social que también se debe tener en cuenta como criterio de interpretación previsto en el Art. 3 del CC. La suspensión provocaría y haría dificultosa la pronta resolución, no solo de este caso sino del de otros muchos, en que por diferentes accionistas se compraron acciones de Bankia, máxime la fundada posibilidad de la larga y compleja tramitación de la causa penal, en contra de la claridad y perfecta delimitación del objeto de la pretensión deducida por el demandante en su contenido y efectos”.

El hecho de que una entidad solvente a su salida a bolsa sea rescatada posteriormente con 23.400 millones de euros, ya supondría que se vea el engaño sufrido por los accionistas de Bankia.

Entendemos que los Jueces valencianos no van a tener muchas dudas en cuanto a estimar las demandas planteadas y darles la razón a los accionistas con estas argumentaciones dadas por la Audiencia Provincial, la cual resuelve sobre los recursos una vez se dicte sentencia en primera instancia pro los Jueces valencianos.

En la Comunidad Valenciana, con esta resolución de la Audiencia Provincial de Valencia, tenemos una clara ventaja a la hora de reclamar la nulidad de la compra de acciones de Bankia.

Los procedimientos en Valencia se sustancian en el plazo de menos de 1 año por lo general, por lo que no espere más y aproveche la oferta que ofrece el despacho de Abogados Iñiguez y Velázquez, con Abogados expertos en Derecho Bancario, para recuperar su dinero invertido en acciones de Bankia.

abogados de confianza en Valencia