UA-73203706-1

Blog Abogados Íñiguez y Velázquez

Pasos a seguir ante un caso de negligencia médica

abogados-negligencias-medicas-valencia

Ponerse en manos de un profesional de la Medicina es una muestra de absoluta confianza. Su profesionalidad nos lleva a sentir, muchas veces, que el servicio que nos han prestado es impagable. De tal manera que incluso puede nacer un sentimiento de agradecimiento que perdura de por vida. Sin embargo, por desgracia, no siempre las experiencias en Sanidad (pública o privada) salen según lo deseado y las circunstancias nos llevan a enfrentarnos, también, a casos de negligencia médica.

¿Qué podemos hacer cuando los resultados de una intervención, de un tratamiento o cualquier otra acción médica son desfavorables y sentimos que hay un responsable? ¿Qué pasos debe seguir un paciente cuando considera que han cometido en él negligencia médica? ¿Cualquier abogado puede ayudarnos a resolver este trago?

A la primera pregunta respondemos rápido. Siempre es recomendable contar con los servicios de un abogado especialista en negligencias médicas. Desde el despacho de abogados en Valencia de Íñiguez y Velázquez nos ponemos a su disposición para llevar este tipo de casos. Y es que no todos los abogados disponen de los conocimientos técnicos necesarios en derecho sanitario. Aún con todo, detallamos algunas indicaciones que debe tener en cuenta si tiene que hacer frente a un problema de este tipo.

Antes de dar el primer paso conviene identificar si aquello a lo que nos enfrentamos es en realidad una negligencia médica. Cuando se trata de buscar a un responsable, un perito médico será clave en todo el proceso. Con Íñiguez y Velázquez colaboran médicos especialistas en realizar informes médicos periciales con los que acreditar judicialmente, mala praxis, negligencias médicas basadas en errores de diagnóstico, incumplimiento de la lex artis, etc.

Una negligencia médica se produce cuando en un paciente se causa daño físico o moral porque el profesional sanitario, en su actuación, se ha alejado de los estándares exigidos en el marco de si profesión.

Casos de negligencia médica

Que se produzcan retrasos o errores en los diagnósticos o en su interpretación, que no se sigan los protocolos, que una intervención quirúrgica acabe en lesión para el paciente, que se transmitan enfermedades a través de una transfusión de sangre o se produzcan infecciones intrahospitalarias o que las lesiones en una intervención sean como consecuencia del material quirúrgico empleado o porque el mismo ha quedado olvidado en el interior del enfermo son algunas de las negligencias más comunes.

También se considerará negligencia médica si no ha habido consentimiento informado, cuando este es un derecho del paciente y un deber del médico, y no se ha informado al interesado de las consecuencias de su intervención y las alternativas que existen para la misma; si no se hace el seguimiento adecuado durante el post-operatorio o un paciente fallece porque no se le ha prestado atención de urgencia.

La regla de oro para poder defender un caso de negligencia médica es guardar toda la documentación médica que nos sea facilitada, así como pedir copia de toda la documentación relacionada con la intervención, por muy irrelevante que nos pueda parecer. Si bien es cierto que un paciente tiene derecho a solicitar su historial clínico, en ocasiones puede resultar costoso conseguirlo. Por este motivo, si ya contamos con documentación, debemos conservarla. En cualquier caso, siempre podremos acudir a los Tribunales para que nos sea entregado.

Diferentes caminos para una demanda por negligencia médica

Por último, hay diferentes vías por las que puede ser llevada una negligencia médica. La vía extrajudicial, jurisdicción civil, contencioso-administrativa, penal… Dependerá de si la intervención que nos ha causado el daño se ha realizado en la Sanidad pública o en la privada o del resultado que persigamos: la inhabilitación del profesional, una indemnización por los daños ocasionados… Desde nuestro despacho de abogados en negligencias médicas de Valencia estudiamos cada caso y buscamos la vía más conveniente. Aunque bajo estas líneas describimos, de manera muy general, algunas de las vías posibles.

  • Sí la negligencia se produjo en un centro de la Sanidad pública, entonces habrá que optar por la Vía Administrativa. No se realizarán acciones contra el médico responsable, en cambio sí se pedirá una indemnización económica.
  • Cuando los daños, físicos o morales, están relacionados con la asistencia en un centro privado que se ha salido de los estándares médicos y, por tanto, se determina que ha ha ido negligencia, acudiremos a la Vía Civil. Para ello, será necesario interponer una demanda contra el centro o el médico implicado solicitando su condena, así como una indemnización por los daños y los perjuicios ocasionados.
  • Otro camino es tramitar el caso por la Vía Penal. Si optamos por acudir a la jurisdicción penal es porque el paciente dañado desea que el profesional implicado en esta negligencia sea privado de libertad, inhabilitado profesionalmente o ambas cosas a la vez, al margen de que el paciente sea compensado con una indemnización económica. Esta vía puede tomarse tanto si la negligencia tuvo lugar en un centro o con un profesional de la sanidad pública, como si fue cometida por un profesional o centro privado.

¿Busca un abogado en derecho sanitario en Valencia que lleve su caso? Contáctenos y pondremos nuestra experiencia a su servicio.

abogados de confianza en Valencia